Si vas a blindar tu automóvil busca una empresa certificada

certificaciones de blindaje
blindaje de autos

Si vas a blindar tu automóvil busca una empresa certificada

Elegir por primera vez un producto  blindado no es sencillo. Esto se debe en parte al lenguaje técnico que predomina en este sector, con el cual solemos tener  poca o nula familiaridad, así como al extenso catálogo disponible que va desde las certificaciones de los materiales que se utilizan, los niveles de protección y el cumplimiento de la normativa por parte de las empresas blindadoras.  

Es importante contar con información suficiente acerca de estas  especificaciones, con el fin de no caer en engaños o adquirir productos que no cumplan su cometido.

¿Porqué son tan importantes las certificaciones de blindaje?

La certificación es la validación, por parte de los laboratorios de balística internacionales, de que los materiales que se van a instalar han sido probados y cumplen con los estrictos lineamientos que se requieren para salvar vidas en caso de un incidente violento, y también clasifica el grado de protección que se ofrece de acuerdo con diferentes niveles de amenaza.

Hablando de materiales, en el mundo del blindaje se consideran tanto los transparentes (cristales), como los opacos (carrocería), que normalmente cuentan con una hechura de acero balístico o bien fibras aramidas, que son tejidos con excelente resistencia térmica y prestaciones mecánicas como las que utilizamos en INVACO.

Existen varios tipos de normas certificadoras a nivel global, las más comunes y confiables suelen ser la norteamericana, que se denomina NIJ y la europea, CEN. Otras incluyen la VPAM y STANAG que son normas militares utilizadas por la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), constituida por 30 países.

Aunque se toman en cuenta diferentes tipos de pruebas bajo condiciones que varían entre una y otra, lo cierto es que todas las mencionadas resultan altamente confiables, debido a sus impecables niveles de exigencia.

Los clientes que acuden a una empresa de blindaje deben tener acceso a la certificación original del material que están solicitando para su unidad. Esta es la mayor garantía de confianza para el comprador y la mejor muestra de transparencia de parte de la empresa de blindaje.

Así como en muchas otras industrias, en la de blindaje podemos identificar un rango amplio de precios para el consumidor final, lo cual tiene mucho que ver con los materiales utilizados certificados.

Puede suceder que algunos ofrezcan productos más baratos de dudosa procedencia que no cuenten con la certificación correspondiente y sea prácticamente imposible solicitar dicho aval: este tipo de materiales no son uniformes en su integridad balística, por lo que no pasan las pruebas correspondientes. En la industria del blindaje, el mejor acero proviene de Suecia, Finlandia, Francia o EUA y las mejores fibras aramidas son producidas por empresas de renombre como DuPont. Considera esto al momento de elegir un blindaje en acero balístico o fibras aramidas.

Nuestras certificaciones

En INVACO, además del acero balístico de más alta calidad disponible en el mundo, utilizamos las mejores fibras aramidas para nuestros blindajes ligeros. Nuestra fibra aramida preferente, se llama Kevlar y es la fibra más famosa en el mundo del blindaje, patentada por DuPont.

Como tejido sintético de protección, el Kevlar ha confirmado sus ventajas en la ecuación resistencia-peso con respecto a otros materiales, no solo cuando se ha puesto a prueba en la industria del blindaje, sino también en la militar, aeroespacial y neumática.

El tejido de Kevlar de 11 capas es el más común para los proyectos en los que participamos, pues ha demostrado ser óptimo para el blindaje automotríz. En la mayor parte de los casos, utilizamos este blindaje para nuestros niveles nivel IIIA en la Certificación NIJ. Lo que sigue son ejemplos de la importancia de las pruebas a las que se somete:

Se utiliza un segmento del bloque de protección de ciertas medidas que pasa al laboratorio.
En el laboratorio, las condiciones de temperatura, distancia y humedad ponen a prueba la reacción del material.
Bajo la Certificación NIJ, se realizan cinco impactos de bala que deben ser contenidos por la placa; la Certificación Europea CEN se limita a tres disparos.
En el nivel IIIA de Certificación NIJ, la prueba debe tolerar impactos hasta de un calibre Magnum .44
Si el material permite el paso de alguno de los proyectiles, la prueba se considera no superada.

Los laboratorios que realizan estas pruebas se encuentran principalmente en Europa y Estados Unidos. En la Unión Americana están las sedes de H.P. White y NTS Chesapeake. En México, desafortunadamente, no contamos con un laboratorio de esta especialidad.

Con esta perspectiva más práctica y un poco menos técnica, tratamos de ilustrar la importancia de las certificaciones en materia de blindaje. Sobre los niveles del mismo, hablaremos en nuestra siguiente entrada de blog.

PARA DESTACAR

La certificación es la validación, por parte de las instituciones de seguridad internacionales, de que el material que se va a instalar ha sido probado y cumple con la exigente normativa.

Back To Top