Mantente a salvo de la delincuencia común

blindaje de autos

Mantente a salvo de la delincuencia común

Más allá de los equipos de seguridad, las armas, los autos y los chalecos blindados, la prevención es la primera y mejor opción con la que contamos frente a la delincuencia común.

Andar con precaución, pendientes de lo que sucede en nuestro entorno parecerían acciones obvias, pero la verdad es que con mucha frecuencia las olvidamos, las tomamos a la ligera o simplemente nos distraemos, y eso puede ser aprovechado por los delincuentes. 

Un estudio de 2018 del INEGI señala que en el país se cometen 37 mil 800 delitos por cada 100 mil habitantes. Esto quiere decir que, a lo largo del año, una de cada tres personas se convierte en víctima de un ilícito, estadística que engloba desde fraudes hasta sucesos con violencia de por medio.

Las siguientes medidas pueden contribuir a fortalecer la prevención y disminuir el riesgo de enfrentar de cerca a los delincuentes:

  1. Evita los recorridos de rutina. Alternar las rutas por las que transitas hacia una dirección recurrente es un método efectivo para evitar que los delincuentes tengan la oportunidad de planear un ataque. De igual forma, es oportuno cambiar los horarios y, en algunos casos, el tipo de transporte.
  1. Identifica y evita puntos de riesgo. En las principales ciudades del país este tipo de delitos ocurren principalmente en zonas y horarios de tráfico denso, lo cual deja sin mucha oportunidad de maniobra a los conductores. También es común que sucedan durante la noche en calles con poca iluminación. Evita este tipo de condiciones en tus trayectos, así como los llamados puntos rojos de la delincuencia (colonias con altos índices delictivos).
  1. Considera factores de vulnerabilidad.  Hay ciertos comportamientos comunes que son aprovechados por los delincuentes, como:  no cerrar los seguros de las puertas, abrir las ventanillas y dejar a la vista objetos de valor (celulares, bolsos y relojes, por ejemplo).
  1. Cuida el mantenimiento de tu automóvil.  Un automóvil que no funciona bien también puede ser un factor de vulnerabilidad: las fallas repentinas podrían obligarnos a descender del auto o detenerlo en una zona desconocida o poco segura.

No tomes riesgos innecesarios: pon a salvo tu vida, no tus objetos. 

Si aun tomando medidas de precaución, te ves en la desafortunada situación de convertirte en víctima de la delincuencia común, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

No pierdas la calma 

Cualquier persona en una situación similar siente frustración y enojo, y muchas reaccionan de forma violenta, queriendo tomar acciones por su cuenta contra los maleantes. 

Sin embargo, esto puede complicar más las cosas. Dejarte llevar por tus emociones puede provocarlos, y con ellos, nunca se sabe. Son totalmente impredecibles.

Evitar la confrontación, mantenente tranquilo y entrega cualquier bien que solicite el delincuente. Los objetos materiales son recuperables, la vida no. 

Observa y denuncia

Mantenerse tranquilo en un evento de este tipo no solo es importante para disminuir las probabilidades de una reacción violenta por parte del delincuente, sino que también te permite analizar y observar bien la situación.

Esto es importante, ya que identificar rostros, probablemente vehículos y placas de los delincuentes, así como detalles de su comportamiento, ayudará al momento de realizar la denuncia correspondiente con las autoridades.

PARA DESTACAR

La prevención es la primera y mejor opción con la que contamos frente a la delincuencia común.

En México se registran 37 mil 800 delitos por cada 100 mil habitantes, de acuerdo con el INEGI.

Back To Top