Adquirir un blindado implica un compromiso a largo plazo

blindaje de autos

Adquirir un blindado implica un compromiso a largo plazo

Los autos blindados son vehículos especiales y como tales, su cuidado y mantenimiento deben serlo también. El objetivo primordial es que el blindaje se conserve en óptimo estado para cumplir adecuadamente con sus objetivos de protección de personas. 

Mantenimiento constante

El gran aumento de peso del vehículo al ser blindado – el doble o más – hace necesario que el mantenimiento se haga más frecuentemente. La periodicidad de las revisiones debe ser determinada por la empresa de blindaje en función de varios factores, pero lo más recomendable es que se haga cada seis meses. 

Hay que poner especial atención en aquellos puntos relacionados con la seguridad y estabilidad del vehículo.

Llantas

Las llantas de los vehículos blindados son reforzadas con el llamado runflat. Esto permite que el neumático pueda seguir rodando durante varios kilómetros más después de una ponchadura, lo cual ayuda a que el usuario tenga mayores probabilidades de salir ileso de cualquier problema o ataque. 

Con el aumento de peso, el desgaste es más rápido y hay que cuidar que el inflado sea el correcto, de lo contrario el run flat puede moverse de su lugar y presentar un problema de vibración en el coche.

El mayor problema de una llanta que no tenga el nivel correcto de aire es que, en caso de caer en un bache, el golpe que recibe pega directamente en el runflat y éste a su vez en el rin, el cual puede fracturarse si el colchón de aire entre la llanta y el runflat es insuficiente para amortiguar el impacto. 

Suspensión

Nuevamente el exceso de peso es el factor que hace que la suspensión se desgaste hasta 30% más rápidamente en un vehículo blindado, por lo que el cambio de amortiguadores debe ser más seguido de acuerdo con las características del vehículo y las recomendaciones que determine la empresa de blindaje. 

Frenos

Lo mismo sucede con los frenos, ya que el esfuerzo para detener un vehículo más pesado los somete a mayor desgaste de lo normal. Es muy importante su verificación y mantenimiento. 

Vidrios

Los vidrios blindados son más pesados, el motor para mover las ventanas se modifica y también requiere mantenimiento. Con el tiempo los cristales pueden sufrir delaminación de la capa interna y producir burbujas. 

Cuidados básicos

Como dijimos al principio, un blindado requiere de cuidados especiales para mantenerlo en óptimo estado y funcionamiento.

Las siguientes sugerencias te ayudarán a conservarlo útil por mucho tiempo: 

  • Nunca cerrar las puertas con las ventanas abajo porque los vidrios pueden romperse. 
  • Evitar dejar las puertas abiertas por más tiempo del necesario porque el peso adicional provocará que vayan cediendo a la gravedad y terminen por vencerse.
  • Mantener el vehículo a la sombra porque las altas temperaturas son perjudiciales para el material de blindaje de los vidrios.
  • La limpieza interior de los cristales debe hacerse con un trapo húmedo, preferentemente de fibras de algodón, sin detergentes o solventes, pues estos pueden dañar la capa anti esquirlas de policarbonato. 
  • Nunca lavar la unidad al regreso de un trayecto y mucho menos si estuvo expuesta al sol, pues el choque térmico es el principal generador de fracturas y delaminación en los vidrios. 
  • Evitar colocar calcomanías, aun las oficiales, o placas metálicas en los cristales, pues se daña de manera irreversible la capa de policarbonato. 
  • Verificar frecuentemente los niveles de líquidos y lubricantes del motor, porque un blindado demanda un consumo mayor. 
  • Debido al peso, no debe dejarse estacionado en calles con subidas o bajadas. 

En INVACO sabemos que adquirir un blindado implica un compromiso de largo plazo, por eso hemos invertido en capacidades que respaldan a nuestros clientes a lo largo de la vida útil de sus unidades. 

Back To Top